10 de septiembre de 2014

¿Por qué molesta un truco de magia?

Hace unos días recibo un mail de un periodista de Neuquén, diciéndome que estaba interesado en hacerme una entrevista. Dado que en poco días estaré por allí actuando en el "4to Congreso de Ilusionismo", supuse que tenía que ver con una movida de prensa. Pero no. Sucede que el periodista había leído una nota sobre mí y eso, junto a su condición de flamante estudiante de magia, lo motivaron a llamarme. El periodista no sabía que yo estaría en Neuquén dentro de poco y tampoco sabía que el mismo viernes que él tenía planeado venir a visitar a sus padres a Buenos Aires, yo estaría actuando en el Bar Mágico.

Asi fue que tras unos emails y un llamado por teléfono, el periodista dejó de ser "el periodista" y pasó a ser Norberto Masso o, simplemente, Norberto. Apenas hablamos, se sintió la afinidad dada por el gusto compartido hacia la teoría de la magia.

Con gusto, les comparto un fragmento de esa entrevista.

11 de junio de 2014

Otra vez en el Manuscrito


Muy contento por otra nueva entrega para la revista de Dani Da Ortiz sobre "Cartomagia de Salón".
En esta oportunidad ,en la sección Profonde de la revista hablo de la Copa. Sí, de la copa de cristal y del increíble Karl Germain.

Así empieza:

Estoy muy contento por otra nueva entrega para la revista de Dani Da Ortiz sobre "Cartomagia de Salón".

En esta oportunidad en la sección Profonde de la revista hablo de la Copa. Sí, de la copa de cristal y del increíble Karl Germain.

Así empieza:

"Una copa de vino, un pañuelo de seda y una baraja. Si tuviera que elegir tres objetos que definieran mi estilo, nombraría, sin lugar a dudas, esos tres: la copa, el pañuelo, la baraja.

Para esta nueva entrega, me pareció una buena idea hablar sobre uno de ellos: la copa.

En la Cartomagia de Salón, la copa de cristal resulta ser el accesorio ideal. En primer lugar, contribuye como ninguno a verticalizar los naipes y, por lo tanto, a proyectar la magia a más espectadores. En segundo lugar, la copa aísla los naipes y, de esa forma, enfatiza las condiciones de imposibilidad que requieren algunos efectos, contribuyendo, entonces, a aumentar su claridad y nitidez. Lo mejor de todo esto, además, es que lo logra siendo un elemento totalmente natural y corriente (es mejor, en este sentido, que lo que podría ser un pie o una houlette, por ejemplo) y, finalmente, lo hace dando un toquede distinción que, particularmente a mí, me encanta.

Pero hay más.


La esbelta y noble copa de cristal (me puse poético) nos regala como accesorio, una técnica preciosa. En realidad, un principio que, básico, sutil y efectivo como pocos, nos permite cambiar o transformar (y sus derivados: viajar, aparecer, desaparecer…) una carta o un paquete de cartas”.

29 de marzo de 2014

Aparición



¿Surgió de bajo tierra?
¿Se desprendió del cielo?
Estaba entre los ruidos,
herido,
malherido,
inmóvil,
en silencio,
hincado ante la tarde,
ante lo inevitable,
las venas adheridas
al espanto,
al asfalto,
con sus crenchas caídas,
con sus ojos de santo,
todo, todo desnudo,
casi azul, de tan blanco.

Hablaban de un caballo.
Yo creo que era un ángel.

 

El poema, "Aparición Urbana" es de Oliverio Girondo; la foto -que no es urbana pero igual de hermosa y poética- es de Nadia Villanueva (miren, miren como sonrío embobado).

26 de febrero de 2014

"Arte y Memoria" en el "Museo del Libro"

Ahí, en el medio de la nada, está todo. Está Cecilia y su Bar "Arjé", está Sandra y sus "Meriendas Serranas" y está Luis con su Museo del Libro. 

No quiero decir mucho, es decir, quiero decir mucho pero no voy a poder sintetizarlo ahora, así que me concentraré en el Museo (lo más específico para "Profonde", digamos) a través de algunas imágenes, un videito-panorama y -para ser más específico todavía- un videito sobre un libro en español con técnicas mnemotécnicas del 1600. 

Y, por cierto, "ahí" es la pequeña localidad de "Las Chacras" en Córdoba. "Ahí" es donde uno tiene que ir si quiere paz, un abrazo y buena compañía. 






 



VIDEOS

http://www.youtube.com/watch?v=JjdLqpz2OAQ





Video


27 de enero de 2014

Hofzinser por Ricardo Rodriguez

"...la plebe, en tierras musulmanas, lo dice de 'los seres o cosas 
que tienen la virtud de ser inolvidables y cuya imagen
 acaba de enloquecer a la gente"
Jorge Luis Borges - El Zahir.

Ricardo Rodriguez es -lo he dicho por allí- uno de los magos que más admiro, uno de mis ilusionistas preferidos. Sin duda, es uno de los que mejor logra en sus creaciones, "traducir" algunas ideas estéticas provenientes de otras manifestaciones artísticas (la literatura, sobre todo), al lenguaje del ilusionismo. 

Y es, en mi experiencia, uno de los que mejor ha captado y traducido la filosofía y las ideas filosóficas (y poéticas) de Hofzinser. O por lo menos, uno de los que más me ha hecho entender la magia de Hofzinser.

Los dejo con su deliciosa interpretación del clásico "En todas partes y en ninguna", publicada en su "Magia de Altura". Las otras, me las guardo para mí :). 



(Click en la imagen)


24 de enero de 2014

¿Viste eso?

-¿Vos viste eso? - me dice haciendo un círculo en el aire con el dedo meñique.

Está en cuclillas señalando la esquina de una baldosa rota donde hay un puñado de tierra y flores. Son flores muy, muy pequeñitas. Corta una y me la regala. Es realmente hermosa la chiquita. Es como una versión diminuta de una margarita, diez de esas –pienso- caben en una moneda de diez centavos. Ella está contenta, está sonriendo, está –como siempre- asombrada de la belleza cotidiana.

Y no. Yo no la había visto.  

(Sobre y para Nadia Villanueva)

"Verónica y la montaña" - Nadia Villanueva

31 de diciembre de 2013

¡¡¡Feliz 2014!!!


"Caracol" - 1953
Este año no estuve tanto como me hubiera gustado en el Blog, pero aquí estoy. El año que viene -oh, el año que viene- espero sea el año Profonde.

¡Un abrazo a todos!

Y colores Matisse para buenas energías

12 de noviembre de 2013

René Lavand: "Está lindo para dejar"


-Cuando termino el show, estoy solo un momento porque los técnicos todavía no bajaron; el público todavía está vaciando la sala, se han parado tres, cuatro, cinco veces a aplaudir (eso es técnica también, ¿no?)  y escucho los tacos de Nora que baja del sonido y, entonces, siempre el mismo decir de Nora y la misma respuesta mía. Ella, "¡ah! ¡diez puntos!" y yo, "¿seguimos un poquito más?". Pero estas tres últimas veces cambié el verso.

-¿Si? 

-Sí. Ahora es: "está lindo para dejar". Las tres veces le dije igual: en Sevilla, en Galicia y en Salta. Está lindo para dejar.

(El 1 de noviembre cumplí un sueño: pasar una tarde en casa de René Lavand. 
De allí, de ese momento mágico, vienen estas palabras)

17 de septiembre de 2013

Pipas, libros y Soronguito

Foto: Nadia Villanueva

Hay cuadros desparramados por la sala: un tipo con una nariz que parece un pene, una gorda culona a lo Gorriarena y uno que no se sabe muy bien qué es. Otro, el primero que se ve al entrar, es el que más llama la atención: una mano gigante con un anillo dorado que sostiene un porro enorme. Como los demás, parece más un graffiti que un cuadro.

Debajo del porro está su trono: una poltrona de mimbre con almohadones animal print y bajo la mujer gorda, un sofá de cuerina de dos cuerpos con los mismos almohadones.

En la biblioteca hay libros de política, de cine Gore y, por supuesto, libros de magia. Está su colección de pipas; tabaco y cajas de puros vacías. Conviven la cabeza de un muñeco, la de un gorila ensangrentado y un paquete abierto de cigarros marca “Robusto”. Hay, también, bastante polvo.

En algunos shows Merpín actúa con Soronguito, un muñeco de ventriloquía que fabricó él mismo. Como se enoja con él, le arranca la cabeza y tira el cuerpo a la valija. “Ahora sí que soy sólo una cara bonita” le dice el muñeco a pesar de todo. Soronguito y un amigo sin nombre descansan ahora en un aparador con ese gesto inquietante que tienen todos cuando están inmóviles y callados.

Entre los papeles, cuadernos y barajas del aparador descubro un grabado original de Carpani.


-Me lo regaló un amigo -me dice- Me gusta porque lo hizo un peronista.

(Escena que seguro contendría el Perfil sobre Merpin que escriba)